CONSEJO DIOCESANO DE MISIONES.

C/ General Zabala, 10 bis

  madrid@omp.es

  91 531 34 87

 

Unión De Enfermos Misioneros

La Unión de Enfermos Misioneros forma parte de las Obras Misionales Pontificias

Es apostolado misionero. Sus miembros son misioneros que ayudan a la Iglesia Universal desde la aceptación cristiana del sufrimiento. Y todos sufrimos.

La inscripción en la Unión se realiza en la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias, c/ General Zabala, 10 bis. 28002 Madrid. Teléfono 915313487; y nuestro correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

CONSAGRACIÓN DIARIA DEL ENFERMO MISIONERO

Señor Jesucristo, que me has llamado a participar de tu cruz,
crucificándome por la enfermedad y la invalidez,
te ofrezco hoy mi vida y mis sufrimientos,
y todas las penalidades de mi vida, y te pido
que las unas a las que padeciste en tu Pasión.
Ofréceselas al Padre Celestial
por la santificación de los misioneros,
por la multiplicación de las vocaciones apostólicas y
la confesión y acercamiento a Dios de todos los hombres.
Creo, Señor, que el dolor purifica y conduce a la santidad.
Creo que Dios está cerca de aquellos que sufren con Él.
Fortalece mi fe y dame la suficiente generosidad y
todo el amor necesario, y cuando el sufrimiento sea más pesado
y las pruebas más duras, haz que pueda responderte
con un convencido "hágase tu voluntad"

 

CREDO DEL SUFRIMIENTO MISIONERO

1. Creo que el Dios de la vida está muy cerca de cuantos sufrimos en nuestros cuerpos y que su espíritu nos sostiene y estimula con la esperanza en la resurrección.

2 Creo que el dolor procura excepcionales consuelos al que lo acepta con visión de fe, porque dispone el espíritu humano para sintonizar con el Espíritu de Dios.

3. Creo que el dolor, asumido en la esperanza y en el amor, redime al mundo de sus pecados.

4. Creo que el dolor purifica al hombre de sus excesos materialistas y es para él ocasión de crecer en su dimensión espiritual.

5. Creo que el dolor incorpora al hombre a la Pasión de Jesús y le hace colaborador del Redentor en la misión de salvar al mundo.

6. Creo que el dolor, ofrecido por la acción misionera, es un servicio a la Iglesia universal.

7. Creo que el dolor, vivido a la luz del Evangelio, es un testimonio fuerte de la esperanza en la futura resurrección y, por ello, un medio de evangelización.

8. Creo que el dolor, unido al de Nuestro Señor Jesucristo, proclama la necesidad de conversión y el advenimiento del Reino.

9. Creo que Dios cuenta con el dolor de los hombres en su plan de liberación total.

10. Creo que el dolor temporal será transformado por el Dios de la salvación en gozo y vida por toda la eternidad.

 

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO CON OCASIÓN DE LA XXIII JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO 2015

Pincha aquí, si deseas saber más

 

UEM - Naturaleza y finalidad.

 

 

Calendario actividades

Febrero 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28